Pulsa enter

     

El avance tecnológico en la salud, un campo con multitud de oportunidades para el inversor

La medicina, y todo lo relativo a la salud, es ahora más tecnológico que nunca tras la pandemia de la COVID-19. Las innovaciones en este campo ayudan a realizar diagnósticos más rápidos y efectivos. En concreto, la telemedicina, el Internet de los Cuerpos (IoB) o la automatización cognitiva canalizan una parte importante de estos cambios y pueden ser aprovechados por el inversor.

La tecnología utilizada en el ámbito de la salud se conoce como healthtech. Este término recoge tanto los avances tecnológicos como sus distintas aplicaciones. Aunque esta combinación de tecnología con salud parece algo relativamente reciente, podemos remontarnos hasta el siglo XVI – con el primer microscopio – para dar con la primera innovación que ha significado un tremendo avance en el diagnóstico.

Desde entonces ha sido de gran utilidad. La tecnología forma parte de la medicina y de la creciente batería de medios para mejorar la salud, para prevenir enfermedades y para el diagnóstico temprano. Realizar diagnósticos más rápidos y a la vez, más eficaces, ayuda a que la esperanza de vida aumente y que los costes por tratamientos disminuyan.

La investigación médica y farmacéutica permite recoger y almacenar registros de millones de pacientes y relacionarlos con sus diversos tratamientos, entorno de actividad o hábitos de vida. Se trata de una fuente de información incalculable, que forma parte de lo que se conoce como big data, que puede ser analizada y aprovechada para un mejor conocimiento de las diferentes patologías.  Con lo anterior, al involucrar la inteligencia artificial en el proceso, con su capacidad de “leer” toda la información científica publicada sobre determinada enfermedad, se pueden identificar con mayor rapidez y precisión patologías y patrones de enfermedades adecuadamente. Todas estas áreas aplicadas en el ámbito sanitario constituyen interesantes oportunidades desde el punto de vista de la inversión.

La pandemia de la COVID-19 motivó el avance de métodos para la asistencia y revisión sanitaria de manera remota, fuera de los centros médicos. Como resultado, el paciente puede recibir atención médica a través de la telemedicina, evitando problemas de tiempo y desplazamiento. Dispositivos como lossmart devices, que permiten a través de aplicaciones de salud la monitorización en línea de datos de los pacientes tales como el ritmo cardiaco, la oxigenación o el nivel de glucosa en sangre, han experimentado un crecimiento de la demanda.

Usuarios de telemedicina en Estados Unidos

El marco de asesoramiento de Santander Private Banking, Future Wealth, descubre y acerca al inversor las principales innovaciones que impulsan el crecimiento en tecnología de la salud:

1. Telemedicina

La telemedicina utiliza la tecnología de la comunicación proporcionar atención médica a los pacientes sin necesidad de estar en el mismo lugar físico, como el videochat a través de aplicaciones o cámaras web, teléfonos o software de videoconferencia.

La telemedicina no será posible sin la infraestructura tecnológica que la respalde, por lo que es necesario realizar más inversiones. El uso de herramientas de salud digital está en constante evolución.

2. Internet de los Cuerpos (IoB)

Internet of Bodies o IoB se refiere a una red de dispositivos que pueden recoger datos sobre el cuerpo humano y/o alterar sus funciones. Los dispositivos de IoB están conectados físicamente o dentro del cuerpo, lo que les permite monitorizarlo y posiblemente interactuar con él. Actualmente existen tres tipos de dispositivos: externos al cuerpo humano, internos al cuerpo humano y dispositivos electrónicos que pueden fusionarse completamente con el cuerpo humano.

3. Automatización cognitiva

La automatización cognitiva es un subconjunto de la inteligencia artificial y es capaz de ejecutar tareas que sólo los humanos eran capaces de desempeñar en el pasado cercano, como pueden ser los diagnósticos médicos. El tiempo, crítico en un diagnostico grave, se acortaría con las herramientas que utilizan inteligencia artificial ofreciendo resultados rápidos y precisos.

Este informe de McKinsey explica de manera amplía cómo la pandemia de la COVID-19 cambió nuestra forma de recibir asistencia médica. Ahora, esta tendencia continúa en su avance en conectividad y digitalización. Puedes descubrir otras tendencias de Future Wealth y participar en la inversión en ellas gracias al asesoramiento de nuestros profesionales.

Conozca otros artículos